domingo, 7 de septiembre de 2008

De un domingo por la mañana

Me levanto pensando que es lunes.
Me coloco las gafas.
Me peso, desplomada ante las cifras.
Me voy a la cocina.

Me doy un susto de muerte.
(Un ratón , venido desde ni se sabe dónde, ha entrado desde la terraza y pasea libremente por la encimera)
Me oye el grito hasta el último ser vivo de esta casa.

Me voy al baño.
Me miro en el espejo.
Me meto en la bañera.
(Mientras otros intentan dar caza al roedor)

Me convenzco, mientras
me enjabono, de que, si no veo el bicho muerto, no preparo ni una comida más.
Me dicen que el ratón, por fin, se ha escapado por el mismo lugar por donde ha entrado.

Me lo creo. No me queda otro remedio.
Me fastidia mi cobardía ante algunos animales. Pero es domingo y

me encanta.

9 comentarios:

FLACA dijo...

Aquí también es domingo y también me encanta. Me encanta que sea domingo, me encanta no tener que saltar de la cama, me encanta que Él me traiga el café con leche a la cama,me encanta no tener que vestirme y salir siempre corriendo temprano de la mañana, me encanta quedarme en bata y tomar mate mirando por la ventana sin salir de mi cuarto y pasar por aquí y encontrarme contigo.Hoy a la feria no voy.
Hace tiempo que no suben ratones a mi cocina; pero mi reacción es exactamente igual a la tuya y también me negaría a cocinar.
¿No sería una buena oportunidad para salir a comer afuera?...Un besote.

Francisco Ortiz dijo...

Es domingo y te encanta. Sí, que los sustos vengan en domingo, con mucho tiempo por delante para asimilarlos. Un saludo.

Malena dijo...

Hola Mª Jesús. Lo que no comentas es si dieron "caza" al maldito roedor, como decía el gato de los dibujos animados: "Odio a ese par de roeores".

De todas formas ha sido domingo y los domingos de por sí ya son buenos.

Un beso muy grande.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Jajajajaja, me has recordado a una amiga. Ella es capaz dar un salto en ese momento que se sube al sitio más alto de la casa y en condiciones normales, no podría hacerlo por su excesivo peso.

Besicos guapa y aunque ya no es domingo, que sigas disfrutando

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

jajaja. Pasando a saludar y revisando entradas. Te dejo un abrazo y un beso.

Jesus Dominguez dijo...

Genial. Un poema muy original.

Un saludo

Jesús Domínguez

DRIADA dijo...

He entrado varias veces y no veia nada nuevo y hoy veo que estas en otra casa asi que con tu permiso me paseo un poco por aqui.
Saludos

Anónimo dijo...

Merce dice, me ubiese gustado verte chillando por la casa, un ratón es inofensivo, porque al menor ruido se va, a mi lo que me orroriza son las arañas, porque aun que grites y hagas ruido ellas se quedan imposibles, antes era incapaz de matarlas, pero ahora qqqque tengo muchos años de vuelo ya me atrevo, aun que me dan repulsión, esto me viene de mi madre, pues cuando veia una gritaba como una loca, y pense, yo con mis hojos no tengo que hacerlo, y nunca lo he hecho, y ellos núnca han tenido miedo de ellas...

Veo que no pasas por mi casa, te invito ha que lo hagas, siempre me alegra un comentario tuyo, besos mua mua mua haber si por las fiestas de Monzón coincidimos alún día, me haria mucha ilusión ,

mua mua mua

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Dicen que el movimiento del ratón, tan imperceptible, pero es captado por el sistema nervioso tanto de los seres humanos como de los elefantes...

Bss. Me gustó tu blog. ¡Nos vemos?