sábado, 30 de mayo de 2009

El ring

En las imágenes que acompañan a la información que ofrece la presentadora, aparecen hombres que golpean con fuerza sacos de cuero. Mochilas de deporte se desparraman por el perímetro de una sala grande. En el centro de ella, delimitado el espacio a modo de ring, un joven con tatuajes en los brazos se ensaña contra el adversario bajo la mirada de alguien que actúa de árbitro.
Son las clases en un club de boxeo, cuyo cartel de entrada promociona a futuras glorias. Mucho sudor y varias heridas se mezclan con fotografías de ídolos con narices rotas y guantes enormes.
El responsable del local muestra a la cámara algunos de los trofeos conseguidos.


También hay niños.


También hay niños entrenando.

7 comentarios:

FLACA dijo...

El boxeo existe desde la Grecia Antigua. Lo espantoso de todo esto es que esté de moda la violencia y se promocione.
Respecto a los niños, ya sabemos lo qué son algunos padres; desde que nacen sus hijos les compran juguetes de guerra, videogames violentos y les educan con el famoso precepto de "si a vos te pegan, pegá". Con todo eso, no debe asombrarnos ver a niños practicando en una academia de boxeo.
Feliz fin de seamana, querida amiga.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Es muy ilustrativo este relato que nos regalas hoy. No me gusta la violencia en los deportes. Dejé de ir al futbol con mi marido y de llevar a mi hijo, cuando este era muy pequeño, tuve que darle un tortazo en la boca, porque repitió lo que las fieras de las gradas decian. Hace mucho tiempo y no lo he olvidado, aunque según me cuenta él, no le dejé traumatizado.
Besicos muchos guapa.

Necio Hutopo dijo...

En algunas zonas, como el barrio de Tepito en la ciudad de México, el Box es una de las muy pocas salidas dignas que la vida ofrece... No tanto la glorificación de la violencia, sino sólo una violencia elegida en contra de la violencia que la propia vida les impone...

Anónimo dijo...

MIS PENSAMIENTOS. MERCE CARDONA.

Dice, buen relato el tuyo, es orrible que vayan fomentando el odio, pues solo esto es lo que se consigue con estos reportajes, sobre todo para los niños, yo los aborrezco lo mismo que los toros.

Besosoooooooooooooooooo

Santiago dijo...

Pero cómo no lo entiendes María Jesús?
"Un niño ganado al deporte es un niño arrancado de las garras de la droga"
¿Suena lindo no? pero muchas veces es una burda mentira.
Entiendo lo que quiere decir Necio Hutopo, puede ser una salida "digna" para algunos pocos, según lo que uno entienda por digna. Quizá más digna que robar o matar. Pero no creo mucho en eso, porque el ambiente del boxeo suele ser muy sucio y una forma para que algunos mafiosos exploten las necesidades y el odio acumulado de los excluidos. No sé, como todas las cosas seguramente es un fenómeno más complejo de lo que podemos percibir.

Fernando dijo...

Particularmente, no me gusta.
Pero hay otras formas de verlo. Como la de Million dollar baby.
Un abrazo.

Elisa Berna Martínez dijo...

CAda vez más se ve en los gimnasios de este país la imagen que tú nos retratas. A mi me suele producir escalofríos. Un abrazo!