miércoles, 18 de febrero de 2009

Carta de Milena



Como podrás comprobar, querido, me importa un bledo que no vuelvas. Es más, casi te rogaría, te suplicaría, te exigiría que, definitivamente, dejaras la llave en el buzón; que la introdujeras dentro como si se tratara del último acto que te lleva a mí, porque eso es lo que espero; que, al tener esa pequeña pieza metálica sobre mi mano, no sintiera en ella todo el cosquilleo que se apoderó de mi estómago cuando estrenamos el diminuto apartamento.




Como podrás comprobar, cariño, me da lo mismo que te vayas con otra. Preferiría, eso sí, que la elegida fuera más gorda que yo, más tonta que yo y más triste que yo. Es más, casi te rogaría, te suplicaría, te exigiría que no recordaras más cómo es mi cuerpo ni cómo mi mirada; que yo haré lo mismo, no temas, no vaya a ser que, de repente, surgieran por mi espalda los escalofríos que en otra época se ubicaron, acreedores de una eternidad que resultó efímera.




Como podrás comprobar, amor, sin ti sigo, siendo nada, y todavía menos, pero me importa un pimiento que desaparezcas.


Milena



P.D.

Te odio.


(Los amantes. René Magritte)

12 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Preciosa carta de desamor. Me ha gustado ese frío de la llave en la mano de Milena.
Bonitas cosas nos estás entregando chiquilla, espero que tan solo sean relatos.
Besicos muchos guapa.

susana dijo...

esta mujer tiene la mayor imaginación que he visto nunca, de modo que no dudes que son sólo relatos. La cuestión, es que qué relatos!!
bsus desde barcelona

FLACA dijo...

¡¡¡Pufff!!!...cuánta cosa aquí.Creo que las palabras están muy acordes a nuestra edad, inteligencia y sensibilidad. Aunque te digo la verdad, no sé si podría tomármelo así, justamente a mi edad.
Das en el clavo, amiga, y exponés los sentimientos desnudos, como si fueran un zarpazo.Genia.
Un abrazo.

Necio Hutopo dijo...

Y sí... Lo importante es seguir...

Ironías de la vida. Mª Jesús Lamora dijo...

Me gusta el relato corto, la fotografía, el verso, la luz captada en un instante.
Todo lo que se expresa con el mínimo de elementos.
Mi vida se desarrolla por otras luces, por distintos versos y por diferentes imágenes.

Anónimo dijo...

Renqueantes intentamos avanzar por los derroteros de la vida: placenteras avenidas y amplios bulevares unas veces, ariscas trialeras y hoscos pedregales otras. Con llaves o sin llaves, pero la quemazón en la palma de la mano es lo que torna los odios en sonrisas y los pasados en huellas.

Paraula dijo...

me gustan las imagenes que tienes en el blog.

Saludos.

Panconqueso dijo...

De hecho sabes que esa foto es la imágen del libro de Guy De Maupassant, bastante interesante

Panconqueso dijo...

De hecho sabes que esa foto es la imágen del libro de Guy De Maupassant, bastante interesante

Mercedes Cardona dijo...

MIS PENSAMIENTOS MERCÉ CARDONA.
Dice, que relato, eso de las llaves es fenomenal, aveces pienso que estar sola significa una valentia, pero se tira adelante, nos nos hace falta el genero masculino, que aveces solo sirve como un tormeento, pero si encuentras a tu media naranja es divino....

besooooooooooooo

Fernando dijo...

Cómo repelen los vendedores de eternidades efímeras, o siquiera con fecha de caducidad.
Si alguna vez prometo eternidad, estaré muerto.
Yo que Milena, por si acaso, cambiaría la cerradura ;)
Un beso.

Dédalus dijo...

Tengo la sensación de que lo ha podido entender muy bien. No creo que le quepan dudas.

Un abrazo.