domingo, 11 de enero de 2009

De muecas y sonrisas

( Botero. El baile)



El hombre permanece quieto, cansado, lacónico, ausente, casi mortecino. Alterna el peso del cuerpo de uno a otro pie; los hombros, imitando el movimiento, se balancean por pura inercia.

La mujer sonríe, mira aquí y allá, rebusca, se mueve.


El hombre la sigue, la persigue, la vigila, la pierde, la rescata, la aprieta sin tocarla.


La mujer se escabulle. Pregunta, pizpiretea, prueba, pasa de largo, retrocede.


Lo mira; continúa allí, a su lado, cual perro guardián. Soportando, aguantando, maldiciendo, pensando.


Caminan uno tras la otra, a cierta distancia, hacia la salida.


Ella, bolso al hombro. Él, carro y cartera.


Antes de poder respirar el aire frío de la calle habrá que pasar por caja.


Cariño mío: Son las rebajas.

¿Bailamos?

10 comentarios:

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Hola Maria Jesúes, que tal? HAce tiempo que no te veo, espero y deseo esté todo bien, y que este año esté repleto de nuevas motivaciones, mágicas sensaciones y sobre todo mucha paz interior.

Te dejo un relajante abrazo y un besote!

Necio Hutopo dijo...

Pues creóme que mejor bailar que ir de compras... pero es que soy raro

Anónimo dijo...

Mercé dice. Vaya relato tan ironico, pero es la pura realidad, muchas personas sobretodo mujeres, se vuelven locas con la rebajas, y muchas veces, al llegar a su casa no les sirve de nada...

Buen escrito. bueno de verdad. el final es imprevisto.

Un beso mua mua mua

Eo dijo...

¡¡Que casualidad!!. Yo también estuve ayer "de rebajas" por mi blog... Aunque las tuyas son muy tiernas.Besicos.

Anónimo dijo...

En la peluquería, en el ascensor, en la cola del súper, en la puerta del cole...ahora toca hablar de rebajas, de Gaza y de la paranoica crisis. Menos mal que las vamos edulcorando con sonrisa, bailes, cotilleos o salidas de estudio. Ya nadie habla de libros, de vacaciones, de ermitas, de viajes, de bodas principescas. Todo se andará, las aguas volverán a sus cauces, los ascensores proseguirán sus alternativos viajes y los ecos se acallarán.¡Vivir para ver!

Pablo dijo...

me gusta tu ironia
y como escribes

Fernando dijo...

Es decir, el baile de la vida y el amor, ¿no? Con rebajas o sin ellas. El eterno retorno.
Un abrazo, Mª Jesús.

PIER BIONNIVELLS dijo...

HA!
Muy irónico!
Me ha gustado mucho.
Nada como ir de compras.jaja.

Que tengas una buena semana.
abrazos.

Monica Alvarez dijo...

María Jesús:
un relato simpático bien condimentado con la pintura de F.Botero.
Saludos desde Chile

Noray dijo...

¿Bailar al son de las rebajas?
¡Qué agobio!
¡Demasiadas voces
para tan escasos músicos!

Un abrazo